Visor de contenido web

Justicias de Valencia

Fechas extremas: 1279-1848
Libros: 6401
Legajos: 338

El origen de esta institución se remonta a un privilegio de Jaime I de 1238, fecha de la conquista cristiana de Valencia, por el que se crea el cargo del Justicia que atenderá en todas las causas civiles y criminales de la ciudad.

En 1321 se introdujo una reforma de capital importancia, pues la acumulación de causas obligó a una división total de funciones civiles y criminales, con la creación de dos justicias, civil y criminal, para tratar cada uno su materia específica. Con el tiempo, el justicia civil asumió las funciones de un registro público de documentos, faceta ésta muy desarrollada desde el siglo XVI.

La naturaleza de estos oficiales fue siempre ambigua: ni enteramente municipal, ni totalmente real. Presidían el Consell municipal pero administraban justicia en nombre del monarca, y su archivo permanecía separado del municipal, aunque en la misma casa. Suprimido tras los Decretos de Nueva Planta, el rey se apropió del oficio y asimiló sus archivos a los reales.

Los archivos de los justicias son los más antiguos de la ciudad de Valencia y de su Archivo del Reino. Cuando Jaime I instituyó la corte del justicia, ordenó a este oficial tener un libro en el cual se registrasen todos sus actos. La multiplicación de los asuntos y de los justicias dio lugar a buen número de series documentales.

La numerosa documentación generada por los distintos justicias se custodiaba en la antigua Casa de la Ciudad, ya desaparecida, junto al Palacio de la Generalidad. Allí se conservó hasta que en 1586 un terrible incendio provocó la pérdida de abundantes libros y documentos municipales. Los archivos de los justicias consiguieron salvarse, aunque los fondos de la curia criminal quedaron muy mermados.

Los locales que los archivos de estos magistrados ocuparon en la Casa de la ciudad, a principios del siglo XIX, eran oscuros y húmedos, por lo que la documentación se encontraba bastante deteriorada. El traslado a la Casa Profesa se llevó a cabo en 1859.

Respecto a la clasificación de fondos, se dividen según los distintos magistrados, creándose las subsecciones siguientes:

1. JUSTICIA DE VALENCIA

Fechas extremas: 1279-1321
Libros: 42

La documentación recoge desde el primer testimonio escrito conservado de 1279 hasta la reforma de 1321.

2. JUSTICIA CIVIL

Fechas extremas: 1321-1707
Libros: 4.360
Legajos: 338

Es la subsección más voluminosa y a su vez incluye, entre otras, las siguientes series principales denominadas:

2.1 Manaments i empares

Fechas extremas: 1403-1707
Libros: 780

En realidad se trata de un registro público establecido en Valencia donde se anotaban documentos diversos con carácter voluntario y que, avalados por el prestigio de que gozaba el justicia civil, adquirían el mismo valor jurídico de autenticidad que los documentos originales.

2.2 Real Justicia

Fechas extremas: 1707-1848
Libros: 28

Se trata de documentos en su mayoría extrajudiciales, registrados también de forma voluntaria.

2.3 Reales Ejecutorias

Fechas extremas: 1707-1780
Libros: 18

Recoge una serie de documentos públicos librados por los tribunales superiores de Justicia, en los que se consigna una sentencia firme no susceptible de apelación.

3. JUSTICIA CRIMINAL

Fechas extremas: 1352-1695
Libros: 104

Es la subsección más incompleta debido fundamentalmente al terrible incendio sufrido por la Casa de la Ciudad a finales del siglo XVI y al mal estado de conservación del depósito donde estaba ubicado su archivo. Además de grandes lagunas en la documentación, falta casi todo el siglo XVII.

4. JUSTICIA DE "TRESCIENTOS SUELDOS"

Fechas extremas: 1319-1629
Libros: 1.169

En 1307, Jaime II creó un subjusticia para las causas de 30 sueldos, cuantía elevada a 50 sueldos en 1321 y a 300 sueldos por Pedro IV. El cargo de justicia de 300 sueldos lo desempeñó generalmente un notario mientras que un caballero y un ciudadano se alternaban anualmente en los cargos de Justicia Civil y Justicia Criminal.